Reforma Laboral generaría incertidumbre para inversión en México: Alfaro

0
4

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, cuestionó los beneficios que reportaría al país la aprobación de la Reforma Laboral, de la cual dijo que podría generar incertidumbre a la inversión en el país y si vale la pena la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (T-MEC) a costa de ceder a presiones de Estados Unidos.

“¿Vale la pena para aprobar el Tratado de Libre Comercio aprobar una Reforma Laboral que pueda generar un escenario de incertidumbre, de intranquilidad para la inversión productiva en México?”, preguntó Alfaro al presidente nacional de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walter.

Alfaro Ramírez afirmó que aunque su relación con el Gobierno federal ha mejorado, seguirá expresando dudas a las decisiones que este tome cuando sea necesario y advirtió que la política actual  de la Federación de no responder el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está llevando a México por “un camino de altísimo riesgo”.

El líder empresarial concordó con los comentarios del gobernador de Jalisco y afirmó que el llamado desde la Coparmex es de no apresurarse en la aprobación de la Reforma.

“Les hacemos un llamado a los señores diputados para que se den el tiempo necesario para analizar los argumentos de las organizaciones obreras y empresariales”, indicó antes de agregar que el sector privado está de acuerdo con la idea de una reforma laboral de fondo, pero “a la mexicana”, es decir, que ponga primero los intereses nacionales.

Gustavo de Hoyos indicó que, a su parecer, aproximadamente un 20% de la actual propuesta de la reforma debe ser revisado para “no trastocar la paz laboral”.

El Capítulo 23 del T-MEC señala que México se compromete a adoptar medidas legislativas con respecto a la libertad sindical y la negociación de contratos colectivos. El texto condiciona la entrada en vigor del T-MEC a la existencia de tal legislación.

El Gobierno de Estados Unidos ha aumentado su presión para que México apruebe la reforma. En días pasados, el congreso estadounidense fijó su postura de no votar el nuevo tratado comercial hasta que México no haya aprobado y demostrado que es capaz de implementar los cambios legislativos en materia laboral  que exige el documento.

Actualmente la reforma se discute en el Congreso de México. El Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado que los cambios serán aprobados  y estará apegados a lo dispuesto en el T-MEC, pues “no queremos que se dé ningún motivo para reabrir las negociaciones del Tratado”.

Deja un comentario